comunidad ingeniera

21 junio 2018

Doctorado en Ciencias de la Ingeniería: incrementando la investigación e innovación tecnológica

Luz Yáñez, ingeniera biotecnológica de Colombia, y Felipe Carreño, ingeniero civil químico de la USACH, comparten su experiencia como alumnos de este programa de postgrado.

Luz Yáñez y Felipe Carreño llevan un semestre como alumnos del Doctorado en Ciencias de la Ingeniería, programa que ofrece la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de los Andes y que tiene como objetivo formar especialistas en esta disciplina que sean capaces de realizar investigación e innovación tecnológica y de gestión basada en ciencia, contribuyendo al incremento del conocimiento científico y tecnológico del país.

 

Fue justamente el foco en la investigación e innovación lo que llevó a ambos, aun teniendo diferentes experiencias y especialidades, a elegir este postgrado. Cómo valoran esta decisión, cuáles han sido los desafíos y qué expectativas tienen, fueron algunas de las preguntas que les hicimos.

 

 

Amante de la investigación

 

 

Luz Yáñez es Ingeniera Biotecnológica de la Universidad Francisco de Paula Santander, de Colombia, y su experiencia laboral se ha desarrollado tanto en el área industrial como en biomedicina.

 

Al graduarse, cuenta, se adjudicó una beca pasantía de trabajo como Joven Investigador de COLCIENCIAS, departamento del Gobierno de Colombia que promueve la investigación y el desarrollo científico y tecnológico, entre otros. Actualmente, y bajo la guía del profesor de Ingeniería UANDES, Felipe Scott, desarrolla una línea de investigación en el área de Bioprocesos. Su tema se centra en aplicar diferentes estrategias de fermentación para la producción de PHB, un polímero de gran interés por sus aplicaciones en la industria química y farmacéutica.

 

¿Por qué elegiste la UANDES para hacer este postdoctorado?
Conocí la Universidad el año 2015. Llegué para hacer mi práctica profesional y tesis de pregrado, específicamente en el Centro Investigación Biomédica. Aquí viví varias experiencias académicas que me nutrieron totalmente, por otro lado, la línea de investigación y los profesores que son parte del doctorado me animaron mucho a elegirlo, más aún, por su alto entusiasmo y trabajo en el área de innovación.

 

¿Qué te motivó a estudiar este doctorado?
Desde que comencé a estudiar en la universidad, he sido una persona amante de la investigación. Mi carrera, en su mayoría, ha tenido un carácter científico. Siempre he tenido muy claro mi objetivo y meta, pero no ha sido fácil. Me esforcé y preparé mucho durante estos últimos siete años, tanto en el pregrado como en mi experiencia laboral y durante la tesis que hice en Chile, para llegar aquí.

 

¿Qué importancia tiene esta experiencia para ti?
Estudiar un doctorado es un camino que desarrolla habilidades profesionales, académicas y humanas que permite -a su vez- forjar el carácter, fortalecer la voluntad y constancia, y transformar nuestra visión de la sociedad, asumiendo la responsabilidad de plantear soluciones a los problemas de nuestra comunidad desde nuestros campos de acción. Esta experiencia, además, forma a profesionales de manera integral, comprometidos con la sociedad, generando nuevos conocimientos a nivel académico e industrial.

 

 

Contribuyendo al desarrollo tecnológico

 


Felipe Carreño por su parte, llegó al doctorado inmediatamente después de titularse como Ingeniero Civil Químico de la Universidad de Santiago de Chile. Si bien no contaba con experiencia laboral, sí había incursionado previamente en la investigación, en el área de la modelación de fluidos, su especialidad.

No solo trabajó en su proyecto de título en conjunto con la Universidad de los Andes en el marco de un proyecto FONDEF, sino también, después de titularse, tuvo la oportunidad de seguir trabajando unos meses en el Laboratorio de Dinámica Humana de la Facultad, apoyando en investigación. “Me gustó investigar, pero no sabía cómo plasmarlo en el ámbito laboral. Ahí fue cuando me contaron sobre el programa y decidí postular”, comentó.

Actualmente, Felipe está trabajando en conjunto con los profesores de la Universidad, Patricio Moreno y Alberto Vergara, en la modelación y simulación fluidodinámica de un biofiltro para el tratamiento de gases, para luego diseñar un medio poroso optimizado de alta eficiencia que sea patentable.

 

¿Por qué elegiste la UANDES?

Elegí la Universidad por su calidad académica; por la multidisciplinariedad que se da entre ingenierías de diferentes áreas, cosa que se ve poco en otras universidades; y por la línea de investigación que me propusieron.

 

¿Qué expectativas tienes?
Espero que esta experiencia me entregue las capacidades necesarias para ser un aporte en la escena científica nacional. Quiero lograr desarrollar mis habilidades como investigador y que, al finalizar el programa, sea capaz de implementar mis conocimientos y capacidades para ayudar a mejorar la calidad de vida, a través de publicaciones y desarrollos tecnológicos.

 

¿Qué ha sido lo más difícil?
En un principio, lo más complicado fue acostumbrarse y adaptarse al ritmo de trabajo y estudio del doctorado, pero una vez que te adaptas, si estás motivado y enfocado en tu objetivo y metas, y logras organizarte, todo se vuelve más simple.

 

Más información sobre este postdoctorado, aquí.

Acreditación