comunidad ingeniera

14 mayo 2018

Estudio comprobó que mientras más nuevo sea el auto, menos riesgo de muerte tienen los pasajeros

En una nota publicada el 12 de mayo en Las Últimas Noticias, el profesor de Ingeniería, Rodrigo Fernández, se refiere al resultado de una investigación realizada por la National Highway Traffic Safety Administration de EE.UU.

Según un estudio de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) de Estados Unidos, existe una relación directa entre la cantidad de fallecidos en accidentes automovilísticos y el año de fabricación de vehículo.

 

De acuerdo a la investigación, en los accidentes protagonizados por los vehículos más nuevos (2013 a 2017) el 26% de los pasajeros a bordo fallecieron; mientras que en los más antiguos (1984 y anteriores), murió el 55%. “Los ocupantes de vehículos que resultan fatalmente heridos aumentan con la edad del vehículo”, concluyó el informe.

 

Frente a esto, Heidi King, administradora adjunta de la NHTSA, alentó a los compradores a “seleccionar vehículos que satisfagan sus necesidades individuales, de estilo de vida, presupuesto y transporte, con la garantía adicional de que están invirtiendo en seguridad”.

 

Al respecto, el profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas, Rodrigo Fernández, destaca en el cambio tecnológico que han sufrido los autos en el último tiempo, especialmente en la evolución del chasis. “Lo han mejorado con la deformación programada, las barras antivuelco y las barras laterales, que impiden que la carrocería se deforme, aplastando a los pasajeros en un volcamiento o un choque lateral o frontal. Estas barras arrugan la carrocería, manteniendo a salvo a los ocupantes. Un aspecto que hace 20 años o 30 años, fecha de fabricación de los autos más antiguos considerados en este estudio, era impensado”, concluye.

 

Para leer en detalle esta nota, descargar aquí.

Acreditación