comunidad ingeniera

24 abril 2018

Nicolás Torrealba (ING14): Compatibilizando el estudio, la investigación y el trabajo

Además de trabajar en una empresa del área financiera, este ingeniero UANDES pasó más de un año dividiendo su tiempo como alumno del Master of Engineering Management que dicta la Facultad de Ingeniería y un programa de especialización en el MIT, EE.UU.

Hace al menos un año que la agenda de Nicolás Torrealba (ING 2014) no para. Además de trabajar en una empresa dedicada a la creación y administración de Fondos de Venture Capital, Genesis Ventures, hizo el Master of Engineering Management (MEM) que dicta la Facultad de Ingeniería de la UANDES, y realizó en paralelo una especialización en logística y cadena de suministro en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), que concluyó con la presentación de su proyecto en la feria MIT Research Expo 2018, en Estados Unidos.

 

En abril de este año, y debido a los buenos resultado que tuvo su proyecto, lo invitaron junto a su equipo a exponer nuevamente los resultados de su estudio en la conferencia MIT Scale Latam Conference 2018, una de las más grandes a nivel mundial en materia de logística, cadena de suministro y optimización en empresas de Latam.

 

El tema de investigación está relacionado con las micros y pequeñas empresas de Latam y cómo poder ayudarlas a sobrevivir durante los primeros años. “Mi motivación es el gran impacto que esto puede generar en este tipo de empresas en la región. Más del 95% de las empresas en Latam caen en la categoría de Micro and Small firms, y ellas representan más del 60% de la fuerza de trabajo de la región, por esto, el impacto sobre la supervivencia de estas organizaciones (donde el 19% alcanza a pasar el primer año) es enorme, tanto en la cadena de suministro, como en las familias que están detrás de ellas”, comentó.

 

Respecto de su experiencia como alumni del programa de postgrado de la UANDES, el MEM  Nicolás destaca el nivel de conocimientos y herramientas adquiridos para liderar equipos de trabajo, y poder evaluar y gestionar el desarrollo de proyectos, “que he podido aplicar tanto en mi antiguo como en mi actual trabajo”, sostuvo.

 

¿Cómo lograste compatibilizar el trabajo con el estudio?

 

Desde mi trabajo actual me dieron todas las facilidades para poder ir, y eso se agradece montones. La verdad fue un desafío. El tiempo era escaso dada la gran cantidad de cosas que teníamos que hacer, pero siempre uno se puede hacer el tiempo para poder avanzar en las obligaciones laborales.

 

¿Pero cómo se logra, qué aconsejas?

 

Principalmente, con orden y responsabilidad. Tener horarios definidos para trabajar y poder dividir bien las horas del día para sacar adelante los distintos proyectos y obligaciones. Creo que es importante también dejar tiempo para el ocio y la distracción, ya que eso te ayuda a poder pensar con más claridad.

 

¿Cuál ha sido tu experiencia laboral?

 

Empecé trabajando en el rubro de la construcción, específicamente en ingeniería antisísmica. Estaba encargado del área comercial para Chile y Latinoamérica, armando equipos y oficinas en distintos países de la región. Mis principales responsabilidades eran aumentar las ventas, expandir la tecnología a mercados que no la tuvieran incorporada, y crear equipos de trabajo en los principales HUBs de ingeniería antisísmica en Latinoamérica. Un trabajo muy desafiante en términos de manejo de equipos, introducción de nuevas tecnologías en distintos mercados, y relaciones con mercado público y privado.

 

Luego, me cambié a la industria financiera, donde me encuentro actualmente, área que está relacionada con la especialidad que saqué en la Universidad. Entré a trabajar hace más de un año en Genesis Ventures, una empresa que se dedica a la creación y administración de Fondos de Inversión en Venture Capital. Mis responsabilidades acá son el análisis de distintas inversiones y gestiones, en la administración de diversos fondos de inversión.

 

¿Cuáles son tus planes a futuro?

 

En lo laboral, espero seguir trabajando en esta área y compañía. Las posibilidades acá son muchas. La empresa está creciendo fuertemente y las opciones de desarrollo son infinitas. Con respecto a la investigación que empezamos con el MIT, quiero seguir profundizando y poder llegar a una solución que impacte la vida de miles de personas en la región, apoyando siempre el desarrollo y crecimiento de las micro y pequeñas empresas. A futuro me gustaría seguir estudiando, ahondando en alguna materia, y ojalá poder hacer clases en la Universidad, es un sueño que me gustaría cumplir.

 

Respecto de tu experiencia como alumno en la UANDES. ¿Qué recuerdos tienes de tu paso por la Facultad?

 

De la UANDES tengo muy buenos recuerdos, muchos amigos con los que aún me junto regularmente, que han estado siempre apoyándome en momentos complicados. Eso lo destaco muchísimo. Creo que lo que más me marcó en esta época fue el semestre que pasé en el extranjero. Tuve la posibilidad de hacer un intercambio con la Universidad Cattolica del Sacro Cuore en Milán, en el año 2011, y fue la mejor experiencia de mi vida universitaria. La posibilidad de vivir afuera, de conocer otras culturas, otros idiomas e identificar mejoras para nuestro país es invaluable, algo que recomiendo 100% a todos los alumnos.

 

¿Qué es lo que más destacas de la formación que recibiste en la UANDES?

 

Creo que la Universidad tiene muchas cualidades que destacan por sobre las otras. Principalmente, el prestigio de la educación técnica es muy grande, y una vez que uno se enfrenta a nuevos desafíos, te deja a la altura de los más grandes. Todas las herramientas técnicas que nos entregaron han sido muy útiles y de la mejor calidad. Creo que eso me ha ayudado mucho, porque he podido responder bien técnicamente a todo lo que se me ha puesto por delante. Creo que aún queda espacio para crecer y mejorar en cuanto a las habilidades blandas de los alumnos, ya que es algo que a veces se deja de lado en la carrera. Sin embargo, estas habilidades causan una gran diferenciación en el mundo laboral de hoy en día.